Buscando en La Palma - Corrupcion en el valle

El Santander ya subastó 22 fincas de la ejecución que paró un juez

El banco ha realizado cuatro subastas, incluyendo además una casa en la capital, pero la Justicia podría ordenar retrotraer las actuaciones.

2/mar/14 24:33 - V.Martín, Tazacorte (eldia.es)

El banco Santander ha sacado a subasta 22 fincas ubicadas en Tazacorte y una casa antigua de tres pisos en Santa Cruz de La Palma por el impago de los 1,3 millones de euros concedidos a Inversiones Insulares Cock, una ejecución hipotecaria paralizada por orden judicial por la desaparición de 300.000 euros de la cuenta de uno de los avalistas del crédito en la sucursal de esta entidad en Los Llanos de Aridane.

El juez instructor impide continuar con las subastas, en resolución del pasado mes de febrero, hasta que finalice el procedimiento penal abierto en esta causa para determinar si hubo o no estafa procesal, lo que incluso podría suponer la retroactividad en todas las actuaciones llevadas a cabo por la entidad bancaria en esta ejecución.

El banco concedió el crédito para el desarrollo turístico que el empresario vasco César Gil había diseñado en la zona de El Puerto en el municipio de Tazacorte, aunque antes de concederlo la entidad bancaria se personó en el ayuntamiento bagañete para verificar la realidad de las inversiones, interesándose también por el estado de tramitación de las licencias para el inicio de las construcciones proyectadas, tal y como aparece en las diligencias abiertas.

Inversiones Cock no pudo hacer frente a la deuda y comenzaron las subastas. La primera tuvo lugar el 18 de diciembre de 2008 y afectó a doce de las quince fincas hipotecadas de Hacienda Los Tarajales, una de las empresas del promotor, ubicadas en la zona conocida por "Finca Juan de Grages", donde César Gil había proyectado un hotel de lujo. Once parcelas se las tuvo que quedar el banco al no presentarse ningún postor, mientras que la última, en el "corazón" de la instalación alojativa proyectada, se adjudica por la cantidad de 350.000 euros.

La defensa de las empresas afectadas sostienen que a la hora señalada para el inicio de la subasta no se había realizado el preceptivo depósito para participar en la misma, por lo que "tenía que haber quedado desierta". La consignación se llevó a cabo una hora más tarde, a nombre de "MOI Jama". El secretario judicial hizo constar la disconformidad de la letrada de Hacienda Los Tarajales, pero la subasta se desarrolló "por la intermediación del abogado del Santander".

La segunda subasta por el impago del crédito no tiene lugar hasta el 26 de abril de 2010. En este caso, se adjudican las tres parcelas para las que el Santander buscaba comprador en "Huerta del Hoyo", "Huerta Trapiche" y "Huerta Chica del Hoyo", con un valor de tasación de 44.646 euros, 58.856 y 12.497 euros, respectivamente.

Resuelta al menos curioso que todos los subasteros de estas fincas pertenezcan a un mismo círculos de empresarios locales, ligados de alguna manera entre sí. Una circunstancia que también se vio claramente reflejada en la tercera subasta, que tuvo lugar el 20 de junio de 2012, donde solo se adjudicó una de las siete fincas que buscaban comprador.

Además de las parcelas adjudicadas al mejor postor, para cubrir el montante del crédito sin pagar se produjo el día 20 de julio de 2011 la subasta de una casa en estado ruinoso en la avenida Marítima de la capital, valorada en 282.000 euros. El empresario afectado solicitó a través de sus abogados la nulidad de actuaciones por la supuesta infracción de normas esenciales reguladoras de este procedimiento y de los actos de comunicación. Sus peticiones no dieron resultados, al menos en aquel momento, aunque es un litigio que sigue abierto.

Se desconoce si el Santander ha logrado vender algunas de las fincas que se adjudicó en las diferentes subastas realizadas o si, por el contrario, siguen siendo de su propiedad, lo que se debe tener en cuenta si el juez en el peor de los casos para el banco suspende toda la ejecución.