Buscando en La Palma - Corrupcion en el valle

LA PALMA

El Tribunal de Cuentas cita a UB-CC para liquidar supuestas irregularidades

El grupo de gobierno de Tazacorte ha sido citado el jueves a un acto de liquidación provisional en Madrid que decidirá el alcance de las irregularidades detectadas por la Audiencia de Cuentas en 2006 por obras "fraccionadas, adjudicadas a dedo o sin facturas". Se determinará si deben depositar una fianza por el valor de lo liquidado.

9/mar/11 01:11 - M.CH., Tazacorte

El Tribunal de Cuentas de Madrid ha citado para el día 10 de marzo (12:00 horas) a un representante legal del grupo de gobierno del Ayuntamiento de Tazacorte, Unión Bagañeta (UB-CC), para la práctica de una liquidación provisional sobre supuestas irregularidades contables señaladas por la Audiencia de Cuentas de Canarias en el año 2006 en esta Administración local. Los defectos que se detectaron en relación con la gestión de los caudales públicos fueron denunciados por un particular, que también ha sido citado para que asista al acto.

La intención de esta citación es determinar si, más allá de las irregularidades de ámbito administrativo que fueron certificadas por la Audiencia de Cuentas, pueden existir infracciones que pudieran derivar en consecuencias penales o patrimoniales para los miembros del Gobierno local de UB-CC en el año 2006.

Para ello, de acuerdo al procedimiento a seguir, y lo establecido en la Ley de Funcionamiento del Tribunal de Cuentas, tras la práctica de las diligencias oportunas en averiguación de los hechos denunciados, se ha de proceder a practicar la liquidación provisional del alcance de los mismos, y requerir a los presuntos responsables para que depositen o afiancen el importe provisional del alcance liquidado más los intereses que pudieran resultar procedentes, bajo apercibimiento de embargo.

Precisamente, para esta cuestión es para la que se ha practicado el requerimiento de citación al Ayuntamiento de Tazacorte. En la Sección de Enjuiciamiento del Tribunal, ante el delegado instructor del proceso, el representante del ayuntamiento podrá defender los derechos o intereses de la parte denunciada, al igual que lo hará la parte denunciante, exponiéndose las conclusiones de las investigaciones llevadas a cabo.

Los hechos.- Han pasado cuatro años desde que se realizaron unas actuaciones administrativas para aclarar supuestas irregularidades contables en el Ayuntamiento de Tazacorte durante el ejercicio económico de 2006. En este proceso se ha estudiado a fondo la contratación de diversas obras durante esa anualidad, en las que se detectaron supuestos fraccionamientos ilícitos de contratos por un valor de casi 700.000 euros, en su mayoría adjudicados a las mismas empresas sin respetar los procedimientos administrativos de contratación pública.

Estas conclusiones se recogen en un informe de fiscalización realizado sobre la contratación administrativa del Ayuntamiento de Tazacorte, teniendo como base la investigación de la propia Audiencia de Cuentas presentada en el Parlamento de Canarias, en el que se aprobó una reprobación unánime a las actuaciones realizadas por esta Administración local.

El desorden administrativo y la supuesta mala praxis en el manejo de los caudales públicos del Ayuntamiento de Tazacorte que detectó la Audiencia de Cuentas se remontan a una denuncia del Partido Socialista en la que se acusó al grupo que preside Ángel Pablo Rodríguez Martín de fraccionar obras para la misma empresa sin respetar los procedimientos de contratación pública. El caso fue inicialmente archivado por el juzgado de Los Llanos de Aridane, pero la aparición del informe de fiscalización de la Audiencia de Cuentas certificó la existencia de irregularidades contables en 2006, al menos en 11 actuaciones.

A dedo o sin factura.- Aquel informe, ahora enjuiciado por el Tribunal en Madrid, resultó demoledor, en cuanto a los procedimientos irregulares que se señalaban. Según se descubrió, el grupo de gobierno de UB-CC contrajo cuantiosas obligaciones económicas omitiendo trámites esenciales para una Administración.

Desveló que los contratos se realizaron sin que Intervención llevase a cabo la fiscalización previa del gasto, por lo que no existían luego facturas de las obras (no pagaban IRPF). Además, se contabilizaron certificaciones de obras que no constaban como ejecutadas. A esto se unen contratos después de que la obra ya estuviese finalizada y adjudicaciones "a dedo".

Se detectaron irregularidades en obras de la guardería, en la Casa de la Cultura, en arreglos diversos del Pabellón de Usos Múltiples, en la plaza Noguerales (ahora San Miguel) e, incluso, en dirección artística de la escultura de San Miguel.