Buscando en La Palma - Corrupcion en el valle

La Palma


El ayuntamiento admite que concedió licencias para construir en suelo rústico

La corporación local comienza con la revisión de los actos en los que otorgó permisos para hacer cuartos de aperos, algunos tienen hasta piscina, y otras construcciones en solares con protección territorial. El alcalde duda de las demoliciones, mientras que desde el Gobierno ven clara la ilegalidad de las licencias y obras.


21/jul/11 01:19 - V.M., Puntagorda


El Ayuntamiento de Puntagorda ha iniciado la revisión de las licencias que otorgó a partir de 2007 para realizar construcciones, en su mayoría cuartos de aperos vinculados al agro, en suelo rústico de protección territorial, tal y como publicó ayer la propia corporación local en el BOP, donde se informa a una quincena de vecinos de la puesta en marcha de un proceso que a la postre puede acarrear demoliciones, y en las que pueden verse afectadas, en total, medio centenar de inmuebles.

La revisión y próxima anulación de licencias se produce después de que la Agencia del Medio Urbano y Natural y el Seprona denunciaran las construcciones supuestamente ilegales, actuaciones que ya fueron recogidas por EL DÍA el pasado mes de marzo. El ayuntamiento asume ahora que hubo errores en la concesión de las licencias y, por ello, inicia las revisiones, dando un plazo de veinte días para que las personas interesadas puedan examinar los expedientes expuestos en las dependencias municipales y presentar, en su caso, las alegaciones que estimen oportunas.

Viviendas.- El alcalde de Puntagorda, el socialista Vicente Rodríguez, no quiso ayer valorar el inicio del citado proceso, aunque ante la insistencia dijo que a su juicio son construcciones que podrán "salvarse" con el nuevo Plan General de Ordenación. El regidor municipal negó que hubieran viviendas, asegurando que "son construcciones para trabajos agrícolas". Sin embargo, lo cierto es que el propio ayuntamiento se dirigió recientemente al Consejo Consultivo de Canarias solicitando dictamen sobre la revisión de oficio del acto de licencia de obras para una vivienda unifamiliar de 60 metros cuadrados y una ampliación de 32 metros en la zona conocida por El Palomar, así como otra casa de 100 metros cuadrados en Camino de Matos.

Los cuartos de aperos y otras construcciones ligadas a la agricultura, como pequeños depósitos de agua, realizados gracias a licencias de dudosa legalidad se ubican en espacios como Montaña Grande, Pintado o Viña Santos, entre otros, todos con protección territorial.

Responsabilidad patrimonial.- Sobre el proceso iniciado por el ayuntamiento, el viceconsejero de Ordenación del Territorio del Gobierno de Canarias, el nacionalista Miguel Ángel Pulido, dejó claro que "son licencias declaradas nulas de pleno derecho", advirtiendo de que "al final tendrán que demolerse los excesos constructivos. Hay cuartos de aperos que tienen hasta piscina". En este sentido, aclaró que "seguro que el vecino hizo las construcciones de buena fe, creyendo que la licencia que le otorgaba la corporación local estaba en regla. Parece claro que hay responsabilidad patrimonial de la administración que facilitó la ejecución de las obras, en este caso del Ayuntamiento de Puntagorda".