Buscando en La Palma - Corrupcion en el valle

La Palma


La Audiencia Nacional anula la mitad del deslinde de Las Teresitas

En una sentencia con interpretaciones variopintas, la Audiencia acepta en parte el recurso del Gobierno regional y anula el deslinde de 1.537 metros desde el quiosco Lucas hasta el final de la cala, aunque deja en manos del Estado una nueva delimitación y justificar por qué ha de ser dominio público marítimo-terrestre.


29/nov/12 01:22 - ÁLVARO MORALES, S/C Tfe.


La Audiencia Nacional ha anulado, en una sentencia difundida ayer, la mitad del deslinde realizado por Costas de la playa de Las Teresitas entre el muro y la ladera por no considerarlo conforme a derecho. Respalda así, de forma parcial, el recurso interpuesto en su momento por el Gobierno regional, que ayer mostró su satisfacción por la decisión. El fallo, sin embargo, es recurrible en el Tribunal Supremo y, en todo caso, insta al Estado a efectuar un nuevo deslinde en esta franja, que va desde el conocido kiosco Lucas hasta el final de la cala (justamente 1.537 metros lineales), justificando convenientemente por qué ha de considerarse ese terreno parte del dominio público marítimo-terrestre.

La Audiencia considera que esa justificación no quedó suficientemente acreditada en la orden del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino del 12 de febrero de 2009, así como en la resolución de la Secretaría General Técnica de esta Cartera del 15 de abril de 2010, que rechazaba el requerimiento de la Consejería de Ordenación Territorial del Gobierno regional. Para dicho órgano judicial, esta zona no puede considerarse como parte de la playa o área influyente desde los cambios efectuados cuando se crea la nueva cala artificial y se edifica dicho muro, ya que, ni con las mayores subidas de marea, el agua llega a esta línea.

Con su fallo, la Audiencia devuelve la titularidad de estos terrenos, desde el muro hasta la ladera, al ayuntamiento, si bien lo deja todo a expensas de un nuevo deslinde a efectuar por el Estado, para lo que recuerda que se deberá tener en cuenta las sentencias del Tribunal Supremo del 21 de julio de 2011. Así, insta a que se declare la protección o utilización del dominio público marítimo terrestre o la "innecesariedad de los mismos a efectos del artículo 18 de la Ley de Costas".

Por el tramo afectado, la sentencia no alude al conocido como Mamotreto, aunque sí a terrenos previstos para otros equipamientos (deportivos, un área de hidromasaje...) del proyecto de Perrault. No obstante, el gobierno local ya ha descartado este proyecto en una moción de este mandato, si bien sí apuesta por un paseo peatonal que una la playa con San Andrés.

"Desafección inmediata"

El Gobierno regional subrayó ayer que, "si el Estado quiere mantener el deslinde, deberá probar que las intervenciones en la zona situada más allá del actual paseo inciden en la actual dinámica del litoral, desplazada desde 1975 por la construcción de la playa artificial. De lo contrario, debe proceder a la desafección inmediata de los terrenos a los que se refiere la decisión judicial, que están destinados a equipamientos de servicio público y son propiedad del ayuntamiento".

En este sentido, indica que la sentencia "permitiría desbloquear las obras del proyecto de actuación en el litoral, intervenciones que consisten en espacios públicos libres en los que solamente caben instalaciones y equipamientos públicos destinados al servicio directo de los usuarios".

Una lectura que va mucho más allá es la del exviceconsejero de Política Territorial que presentó el citado recurso, Miguel Ángel Pulido. En declaraciones a EL DÍA, asegura que el fallo es muy relevante no solo porque se podría desarrollar ahora el proyecto de Perrault y porque "refuerza" el mantenimiento del edificio de aparcamientos (Mamotreto), "ya que ambas zonas se sitúan en la servidumbre de protección", sino que prueba que esta parcela está fuera del dominio público y que, por tanto, el consistorio no compró terrenos que ya eran públicos.

Satisfacción municipal

El primer teniente de alcalde y edil de Política Territorial, José Ángel Martín (PSOE), mostró ayer la satisfacción del gobierno local por la sentencia y aseguró que respalda las tesis "que siempre hemos defendido, ya que no estábamos de acuerdo con que esa parcela perteneciese a Costas, aunque sí al ayuntamiento". Martín rechaza con contundencia que el fallo afecte en algo al denominado caso Las Teresitas y no comparte, "para nada", las afirmaciones de Pulido. "En todo caso, la sentencia confirma que se trata de dominio público y que, en su día, se vendieron terrenos que eran públicos, estén o no en el dominio marítimo terrestre, que nosotros decimos que no, y ahora nos dan la razón". Martín insiste en que, aunque el fallo lo permita, han descartado desarrollar el proyecto de Perrault y que "otra cosa buena que tiene es que, desde ahora, no tendremos que pedirle permiso a Costas para ejecutar el paseo que pretendemos o mejorar casetas como la de la policía y cruz Roja, así como los baños, cantinas, accesos y aparcamientos, porque se demuestra que esos terrenos son municipales. De todos modos, advierte de que el proceso será lento, "pues ahora Costas deberá hacer un nuevo deslinde". En una línea similar se muestra Ángel Isidro Guimerá (Ciudadanos), letrado que ha estudiado a fondo todo lo relativo a la playa. Es más, cree que el Gobierno regional ha tergiversado y efectuado una interpretación tendenciosa de la sentencia, "pues aún se ha de hacer un nuevo deslinde". También coinciden con esta lectura el concejal y abogado Pedro Arcila (SSP), así como la Plataforma del PGO, que niega que esto afecte al fondo del caso Las Teresitas.