Buscando en La Palma - Corrupcion en el valle

LA PALMA


La adjudicación de la gestión del servicio de agua potable de Tazacorte, al juzgado

La concesión de 25 años se realizó a Canaragua por 1.012.000 euros, pero la empresa que ahora denuncia, Aqualia SA, ofertó 1.809.107 euros por los derechos. La misma se rechazó, según UB, "por recomendación de los servicios jurídicos", aludiendo a que la adjudicataria valoró el consumo de agua en los futuros hoteles.


6/jun/07 07:30 - M.CH., Tazacorte


La Alcaldía de Tazacorte ha tenido que remitir al juzgado de lo Contencioso Administrativo número dos de Santa Cruz de Tenerife todo el expediente municipal que recoge el acuerdo plenario de 30 de enero de 2007 por el que se adjudicó a la empresa Canaragua, SA, el concurso para la gestión indirecta de los servicios públicos de abastecimiento de agua potable a domicilio y saneamiento del municipio, según recoge el Boletín Oficial de la Provincia (BOP).

El juez requirió la documentación a raíz de un recurso que ha interpuesto ante dicho tribunal la entidad Aqualia Gestión Integral de Agua SA, una de las empresas que optaban en el concurso a la adjudicación de la gestión del servicio, contra el acuerdo aprobado por el órgano plenario, aprobado con los votos favorables de Unión Bagañeta (UB) y la abstención del Partido Socialista (PSC). La resolución para remitir el expediente al tribunal fue adoptada por el alcalde, Ángel Pablo Rodríguez Martín, el pasado 23 de mayo.

La concesión de la gestión indirecta del servicio de abastecimiento de agua potable a domicilio y saneamiento de Tazacorte respondió a una oferta realizada por Canaragua por un importe de 1.012.000 euros y un período de 25 años. Sin embargo, al concurso público se presentó también Aqualia SA, con una cuantiosa oferta de 1.809.107 euros por los derechos, superando considerablemente a la entidad adjudicataria.

Desde UB se justificó la decisión por "una recomendación de los servicios jurídicos municipales que concluyeron en su informe de valoración que Canaragua presentaba una oferta más ventajosa que Aqualia, ya que, aunque la partida económica fuera inferior, añadía un canon variable de un euro por cada metro cúbico registrado de agua potable para consumo hotelero, que supere la facturación total de 400.000 metros cúbicos al año". Según el informe jurídico, "el volumen total de facturación estimado para los próximos 25 años es de 9.577.871 metros cúbicos", contabilizando 2.346 plazas hoteleras en el año 2010.