Buscando en La Palma - Corrupcion en el valle

SANTA CRUZ DE TENERIFE


La oposición ve a la Cotmac dudar entre rechazar todo el PGO o solo una parte

Los principales grupos contrarios a la aprobación del actual Plan General temen que los técnicos del Gobierno de Canarias opten por suspender parcialmente el documento, tal y como ocurrió con el de Arona, y no por rechazarlo totalmente. Medio Ambiente sostiene que se aprobará después de las elecciones.


12/may/11 01:26 - N. VIZOSO, S/C de Tenerife


El retraso en la toma de una decisión por parte de los técnicos de la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias (Cotmac) para informar favorablemente o no del Plan General de Ordenación (PGO) de Santa Cruz (algo que se había anunciado para antes de las elecciones del día 22 y que ya no será así) ha hecho que los principales grupos opositores al actual documento se reafirmen en sus posiciones y establezcan algunas conjeturas.

Tanto desde los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Santa Cruz (PSC y Ciudadanos), como desde la Plataforma No a este PGO consideran que el documento es "inaprobable" tal y como está y temen que desde la Cotmac se opte por suspender parcialmente una parte del Plan General, tal y como se realizó con el del municipio de Arona, con el objetivo de aprobar una parte del documento.

Pese a la confianza que tienen en el trabajo de los técnicos, la aprobación parcial del PGO podría ser una solución parcial para intentar solventar la papeleta y permitir la potenciación de la inversión en la ciudad hasta que se diriman ciertas cuestiones que el Plan remite a la posterior elaboración de otros planes especiales.

De esta forma, el portavoz del Grupo Municipal Socialista, José Ángel Martín, estima que aprobar parcialmente el PGO sería un "fracaso para los que han gestionado su redacción". A juicio de Martín el PGO es un instrumento necesario y efectivo siempre y cuando el conjunto del Plan garantice determinadas cuestiones de seguridad jurídica para que se fomente la inversión en la ciudad. "Si se aprueba una parte y otras no se está creando un estado de incertidumbre cuyo efecto positivo queda totalmente desvirtuado", agrega.

De hecho la postura socialista abogaría, en ese caso, por solicitar la devolución del documento para que la nueva corporación decida qué tipo de ciudad quiere plantear para los próximos años. "Personalmente estaría dispuesto a asumir el retraso en la tramitación siempre y cuando el documento final contenga todas las garantías legales", concluye el portavoz socialista.

También el portavoz de la Plataforma No a este PGO, Felipe Campos, aplaude que los técnicos de la Cotmac se tomen todo el tiempo que sea necesario para estudiar el documento pese a que, a su juicio, lo único que cabe es su rechazo total por las deficiencias legales que mantiene. Campos siempre se ha mostrado convencido de que no se podrá aprobar porque el Equipo de Gobierno solo remite a planes especiales la mayoría de las cuestiones problemáticas que advertían los técnicos de la Dirección General de Urbanismo. "No se ha solucionado ni un solo aspecto de lo que obligó a llevar el documento otra vez a exposición pública en enero", aduce Campos, quien cree un error una posible aprobación parcial del PGO que fue aprobado por el ayuntamiento el pasado 28 de marzo.

Pese a la teoría de una posible aprobación parcial que consiga llevar a la práctica parte del Plan a corto plazo sin tener que informar sobre sus aspectos más controvertidos, el viceconsejero de Medio Ambiente, Miguel Ángel Pulido, argumentó ayer que los técnicos están realizando los informes técnicos y jurídicos necesarios para, acto seguido, convocar la correspondiente ponencia técnica. "Los técnicos necesitan algunas semanas más y las tendrán para que culminen su trabajo con plenas garantías", concluyó.