Buscando en La Palma - Corrupcion en el valle

La zona platanera más productiva del Archipiélago ya tiene nueva red de riego


Los 352 agricultores del litoral costero de Las Hoyas-El Remo, entre Tazacorte y Los Llanos de Aridane, disfrutan ya de una nueva red, construida con un presupuesto de unos 7 millones de euros, que permite mejorar el rendimiento de las fincas y evitar las pérdidas del 30% de agua en el antiguo canal.


2/nov/05 21:22 - M. CHACÓN, Los Llanos


Los agricultores de la zona costera comprendida entre Las Hoyas, en Tazacorte, y El Remo, en Los Llanos de Aridane, el área platanera más productiva de Canarias, han comenzado a beneficiarse de las nuevas conducciones de agua que han sido construidas con la ejecución de un nuevo canal de riego, uno de los más importantes de la Isla por el número de cosecheros a los que afecta, un total de 352, con más de 288 hectáreas de cultivo.

Se acaba de poner en marcha al 100% la red de riego Las Hoyas-El Remo, lo que supone una mejora considerable en la reducción de pérdidas de agua, de hasta un 30%, que se registraban en esta zona, debido a los daños que los desprendimientos producían en los antiguos canales de conducción que transcurrían por zonas abruptas con terrenos inestables.

Según anunció a EL DÍA Rosendo Luis Cáceres, presidente de la comunidad de regantes de la zona, además de administrador general de las Haciendas de Argual y Tazacorte, la Dirección General de Estructuras Agrarias ha entregado a la comunidad la obra ya finalizada del canal de riego Las Hoyas-El Remo. El presupuesto de ejecución de los trabajos ascendió a 7.177.891 euros, de los cuales el 50% fueron aportados por el Gobierno central. Junto a este dinero, el Cabildo aportó 1,2 millones de euros, a través del Consejo Insular de Aguas, y el resto fue financiado en dividendos con cargo a los propios agricultores.

Las obras ejecutadas han consistido en la construcción de dos embalses de cabecera o regulación, con un total de 107.589 pipas de agua (más de 51.000 metros cúbicos), una estación de filtrado y una red de riego con más de 28.600 metros de tubería. La misma cuenta con una conducción principal (de casi un metro de diámetro) de unos 12.000 metros y multitud de ramales y conducciones secundarias que finalizan en las fincas de cada agricultor en tuberías de seis pulgadas.

Con la finalización de los trabajos y la puesta en uso del canal se ha logrado el principal objetivo de la actuación planteada, que pasaba por sustituir una antigua red de canales con los que se venían regando los cultivos de la zona. De esta manera se ha conseguido evitar pérdidas de agua y las averías permanentes que ponían en peligro los cultivos y su rentabilidad, así como un riesgo permanente para las personas que conducían esta agua ante los desprendimientos que se registran en el área de tránsito.

Iniciativa pública y privada

Rosendo Luis Cáceres, que ha trabajado durante muchos años como organizador de comunidades de aguas y cooperativas de regantes, así como en el estudio, constitución y perforación de pozos y galerías y conducciones de canales y tuberías, tiene claro que "la unión de la iniciativa pública y la privada es lo que permite llevar a buen fin este tipo de proyectos beneficiosos para el agricultor". Con esta obra, comentó, "terminamos con las constantes incertidumbres que padecían los agricultores. El ahorro de agua que se consigue repercutirá en los beneficios económicos obtenidos por el cosechero y permitirá una mejora en la calidad del recurso hidráulico al evitar la sobreexplotación de los pozos".