Buscando en La Palma - Corrupcion en el valle

TENERIFE

Plante insular por el rechazo de Costas a financiar el dique de San Andrés

El Cabildo tinerfeño, la Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento de Santa Cruz promueven una reunión con el ministro de Medio Ambiente tras comprobar ayer que el órgano estatal se declara incompetente en la protección de esta parte del litoral. El alcalde anuncia acciones judiciales si no se dispone de partida en 2013.

30/oct/12 01:35 - Á.M., Santa Cruz de Tenerife

"Esto es un plante". Así resumió ayer el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, la postura de su gobierno, del Cabildo tinerfeño y la Autoridad Portuaria ante la nueva negativa de la Demarcación Provincial de Costas a asumir los dos millones de euros que, en principio, cuesta ejecutar el ya proyectado dique semisumergido para proteger el barrio de San Andrés. Tras reunirse en el consistorio con el subdelegado del Gobierno, Guillermo Díaz Guerra, y representantes y técnicos de Costas, el máximo mandatario local compareció muy serio y molesto ante los medios para anunciar "un frente común" insular entre esas tres administraciones para exigir presupuesto estatal para una actuación que presenta como urgente por tratarse de la seguridad vecinal.

Visiblemente contrariado ante lo ocurrido en la cita, si bien satisfecho por la reacción del Cabildo y la Autoridad Portuaria, Bermúdez anunció que ya han dado los pasos necesarios para pedir una reunión en Madrid con el ministro de Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, y el director general de Costas, Pablo Saavedra, para abordar esta cuestión y tratar de convencerlos de que se declaren las obras por la vía de emergencia, "ya que, así, se podrían adjudicar mañana mismo".

"¿Qué tiene que hacer Santa Cruz para que Costas declare esto como una obra prioritaria?", se pregunta Bermúdez. En su opinión, resulta muy difícil que este órgano estatal no disponga de los dos millones que, según el proyecto básico redactado por la Autoridad Portuaria y presentado ayer en la reunión, se requieren para garantizar la seguridad de los residentes y los usuarios de la avenida ante un temporal o crecida de mar, tal y como ocurrió, con graves consecuencias, en agosto de 2011.

Frente a las tesis de Costas, que considera que no es competente en esta parte del litoral por tratarse de una lámina de mar perteneciente al puerto capitalino, el alcalde insistió en que, según la asesoría jurídica del ayuntamiento, las competencias sí son del Estado y, en concreto, de dicha demarcación "ya que no se pretende proteger un puerto o barcos, sino a personas y una avenida".

En este sentido, se preguntó "¿qué sentido tendría que el ayuntamiento ejecutase el proyecto que ya ha redactado para rehabilitar esa vía, para lo que tenemos 700.000 euros municipales, si no se desarrolla antes el dique y un temporal destroza esa mejora?".

"Sensibilidad" insular

A la reunión acudieron el presidente de la Autoridad Portuaria, Pedro Rodríguez Zaragoza; el consejero insular de Economía, Carlos Alonso; el primer teniente de alcalde, José Ángel Martín, y el edil de Obras, Dámaso Arteaga. Aunque admitió sentirse "muy molesto por la insensibilidad de Costas", el máximo mandatario se mostró muy agradecido con las otras dos administraciones. De hecho, indicó que, ante la negativa de Costas, la Autoridad Portuaria decidió asumir el coste del pertinente informe de Impacto Ambiental del dique y, una vez respaldado por Madrid, elaborar también el proyecto definitivo. Un proyecto que, quizás, pueda elevar ese presupuesto inicial de dos millones y alcanzar tres, cifra que, en todo caso, a Bermúdez le sigue pareciendo perfectamente asumible por el Estado si se atiende a la emergencia de la actuación.

Además, el Cabildo se comprometió a cofinanciar en lo posible el dique a partir de 2014. Eso sí, si el Estado no aporta nada en 2013 o declara la emergencia, el ayuntamiento acudirá a la vía judicial, según anunció ayer Bermúdez.

La diputada de CC Ana Oramas presentará una enmienda a los presupuestos del Estado para incluir 500.000 euros para esta obra, en línea con grupos como el de IU.

Playa de Valleseco y espigón

Las críticas de Bermúdez no se limitaron a San Andrés. Aunque tiene claro que se trata de lo más urgente, censuró también la falta de partidas estatales en 2013 para la reforma de la playa de Valleseco, aún a la espera de respuesta sobre el impacto ambiental. "Si no hay dinero, que lo digan, pero, por lo menos, que lo desbloqueen". También en este caso, recordó el "esfuerzo" de la Autoridad Portuaria, "que se ha gastado dos millones en el proceso, con la redacción del proyecto y ese informe de impacto". Bermúdez recalca que lucharán por lograr partidas para este proyecto, teniendo en cuenta, eso sí, que su dimensión supera en mucho a la del dique. De hecho, la primera fase se calcula en unos 10 millones de un total de 30. Además, censuró el celo de Costas para con cualquier propuesta local, como la mejora, mediante una capa de asfalto, del espigón final de Las Teresitas, "que presenta tan mal estado que no se puede ir descalzo. A esto, como a una pequeña plataforma para la playa, nos han dicho no". El Día intentó ayer, sin éxito, conocer la versión de Costas. No obstante, la edil del PP en Santa Cruz Ana Zurita aclaró que, en el último pleno, reprochó al gobierno local que, "después de un año, todavía no sepa exactamente lo que quiere hacer, ya que no saben ni cuánto va a costar el dique, ya que no es lo mismo 2 que 3 millones". El PP exige que la Autoridad concluya los estudios pertinentes y se presente al Estado una propuesta para la financiación en la que coparticipen las administraciones de Canarias. "Es algo urgente, pero deben colaborar todos".