Buscando en La Palma - Corrupcion en el valle

La Palma


Plasencia sostiene que la Audiencia ratifica su versión sobre Las Teresitas

El empresario considera que la sentencia de la Audiencia Nacional que anula el deslinde de la mitad de la playa demuestra que el consistorio les compró terrenos que habían adquirido a la Junta.


30/nov/12 01:36 - ÁLVARO MORALES, S/C Tfe.


Antonio Plasencia, presidente de los constructores de la provincia y uno de los dos promotores, junto a Ignacio González, de la empresa Inversiones Las Teresitas (ILT), no podía ocultar ayer su satisfacción por la sentencia de la Audiencia Nacional que anula el deslinde de la mitad de dicha playa. En línea con interpretaciones del fallo como las del exviceconsejero regional de Política Territorial Miguel Ángel Pulido, el empresario, imputado en el caso Las Teresitas, cree que esta resolución avala su versión sobre cómo se produjo la compraventa de estos terrenos, por lo menos en lo que toca a estos más de 1.500 metros lineales.

Plasencia sostiene que la Audiencia Nacional ratifica sus argumentos de que esas parcelas fueron, "inicialmente, del ayuntamiento, que luego se las vendió a la Junta de Compensación. Esa Junta nos las vendió a nosotros y, luego, el consistorio nos las compró. Pero se deja claro que no compramos y luego vendimos suelo público, sino que, al vendérselo al ayuntamiento, esos terrenos eran particulares".

Pese a lo que considera un fallo muy satisfactorio para sus intereses en la investigación y resolución judicial del caso, el constructor prefiere no pronunciarse sobre si esta sentencia supone un punto de inflexión y si puede cambiar todo el rumbo de la investigación y las imputaciones. En este sentido, prefiere la cautela y que sea la justicia la que se siga pronunciando.

Frente a esta lectura, fuentes del caso insistieron ayer a EL DÍA en que, aunque este fallo pueda variar algo lo relativo a la compraventa en cuanto a si el ayuntamiento adquirió o no parcelas que ya le pertenecían, no cambia nada del resto de la investigación y puntos gordianos de un escándalo que consideran que tiene demasiados indicios.

En esta línea también se sitúa el concejal de Política Territorial, José Ángel Martín, quien cree que la sentencia devuelve los terrenos que reclamaba el consistorio en esta parte y que Costas había incluido en el dominio público marítimo-terrestre. En un sentido similar se han pronunciado SSP, Ciudadanos y la Plataforma en Contra del PGO.

La visión del PP

El PP, por su parte, considera que el fallo, si bien insta a Costas a realizar un nuevo deslinde y a justificar el dominio marítimo-terrestre, hace que se recupere "el que aparece en los documentos vigentes y en los instrumentos urbanísticos y de gestión que avalan la compraventa". La edil Ana Zurita sostiene que "las fincas iniciales nunca fueron del ayuntamiento. Cuando se hace el primer proyecto de reparcelación, esas fincas (87 y 88) eran de la sociedad Playa de Las Teresitas SA, propietaria mayoritaria de la Junta de Compensación. Cuando se aprueba la reparcelación, pasan a ser de esa Junta, que más tarde las vende a ILT para su posterior venta al ayuntamiento".

A su juicio, queda probado que las fincas que ahora se "desafectan eran privadas y pasan a ser del consistorio tras la compra a ILT (fincas 7,8,9,10,11). El deslinde que han anulado es posterior a esta operación, por lo que los terrenos pasaron a ser de dominio público en 2009".

Para Zurita, "lo que queda claro con el fallo es que el límite del dominio público marítimo-terrestre es del muro de la playa para abajo y el ámbito público municipal es la franja entre el muro y la parte superior del aparcamiento. De ahí para arriba, se está pendiente de resoluciones judiciales posteriores a la compraventa. Lo que exigimos es un cierto rigor en las actuaciones del gobierno y que obedezcan a una línea de actuación clara y prefijada a través del Plan Especial".